Atardeciendo


20160618_202253

Matadero


20161022_193436

Siempre el mar


20161030_181206

Girasoles


20161022_183549

Almendrón


13112917_10154127055791730_8437862163357220176_o

Arcos


_DSC0657_edited

Viviendo en mí


3-615-006Que empecinada manera de estar en cualquiera de mis mundos, echando por tierra las leyes de la profunda y verdadera ausencia. Y nada impide que me recuerdes todos los días la lección de que la materia lo que hace en concreto es transformarse. Y así vienes, transformada, pero vienes, estás, permaneces, o no, nunca te dio la gana de irte, te quedaste intensamente porque sí, por siempre. Y apareces en cristal azul sobre mármol, que al tomarlo en mis manos siento las tuyas guiándolas a tu antojo, hasta donde tú decides, impones, violando mis límites, mis gustos y pareceres, contradiciéndome, sacándome de quicio. Ahí estás, sacudiendo las sábanas al sol, y puedo ver nítidamente las gotas de sudor resbalando lentamente por tu ajado rostro y el placer que te produce el olor a blanco coco. Estás en mis ojos, los abres y los cierras, los entrecierras, aguzas mi mirada y la enfocas en la pequeña araña que teje en el rincón de Lennon. Estás en mi lengua y tiras de ella hasta hacerme decir lo indecible.

Para pasar el día prefieres sentarte a horcajadas sobre mi encéfalo, y tomas las riendas. No le das descanso al singular corcel, a todo galope o al paso, logrando una comunión de otro mundo con ese pedazo de mí, que se convierte en tuyo. En las noches y los domingos decides descender y yaces en el borde de mi corazón y tu cabeza se recuesta en mi alma y te quedas casi inmóvil, acurrucada, y me llenas la existencia de algo parecido a la calidez, y en un susurro me recuerdas que tome el café con leche antes de dormir o que me abrigue porque la madrugada será fresca.

 

Almendrón


_DSC0006_edited

Malecón


_DSC0275_edited

A galope!


_DSC0237_edited
Puesto a horcajadas
Sobre mi pecho,
Bridas forjaba
Con mis cabellos.
Ebrio él de gozo,
De gozo yo ebrio,
Me espoleaba
Mi caballero:
¡Qué suave espuela
Sus dos pies frescos!
¡Cómo reía
Mi jinetuelo!
Tomado de: Mi caballero. El Ismaelillo. José Martí

Breakdance


_DSC0123_edited
Bases de guerra forman la estructura
Rompiendo leyes de gravedad a gran altura
Es nuestra forma de ser a gran velocidad
Así de simple, sencillo y con mucha humildad
Tomado de Poesía, sin musa

Milonga


1221370877_1d0f95588a_b_edited
Me pregunto qué tiene la milonga
pa’ fajarnos el zurdo tan de adentro…
Nació en el arrabal, se vino al Centro
y nos copó su porte de pindonga.
A la milonga. Tango. Poema lunfardo. Letra de Martha Iñiguez.

Casitas de colores


_DSC0155

Mirada


_DSC0029_editeda
La vejez (tal es el nombre que los otros le dan)
puede ser el tiempo de nuestra dicha.
Elogio de la sombra. Jorge Luis Borges

Frente al mar


P1010328_edited

Dedos


_DSC0510_edited_edited_edited_edited_edited

Gafas de sol


11796392_10153445114041730_8783896063216063226_n

No escondas mas los ojos
Tras las gafas de sol!
Joaquín Galán

El faro


La Habana
Habana, hermosa Habana
A ti llega mi canto.
Canción Mi Habana. Los Zafiros.

Sombras


_DSC0125_edited
Entre el embrujo del sol y el remanso de la sombra.

Oro de moros


_DSC0104_edited