El increíble Dr. House


250px-house_logosvgDesde hace ya tiempo las personas residentes en Cuba, que deciden pasar la tarde de domingo en familia y viendo la televisión, reciben la oferta del serial nortemaericano Dr. House. Ya vemos la 5ta temporada. No es juego. LA 5TA TEMPORADA!!. En Cuba. Ver para creer…

House ha gozado a nivel mundial de la preferencia de la crítica y del público desde su lanzamiento (2004), convirtiéndose en uno de los programas televisivos más vistos en los Estados Unidos y en todo el mundo. Ha recibido diversos reconocimientos y nominaciones, entre los que destacan un premio Peabody, dos Globos de Oro y tres premios Emmy. Fue la serie más vista en 2008, con un promedio de 82 millones de personas en 66 países.

En realidad es increíble el Dr. House. Y lo es porque no concibo que este lisiado mental haya logrado convertirse en un héroe de un serial sobre la salud, la enfermedad y el sufrimiento de las personas. Allá los que dudan del poder manipulador de la televisión.

En realidad el ojo clínico de House le está jugado una mala pasada y no logra ver la verdadera enfermedad y el más cercano enfermo, que es él mismo. Greg House necesita ser tratado con urgencia, antes de que sea demasiado tarde y el daño se extienda,  no solo dentro de su organismo. Hay riesgo enorme de contaminación a otros, a muchos, a miles.

House es un hombre muy enfermo. Padece de septicemia en la integridad. Hay lepra en sus sentimientos. Tuberculosis en el decoro. Su carácter está afectado por el H1N1. House no conoce la generosidad, ni el respeto a sí mismo y a los otros. Este médico, que aceptamos cada semana en nuestras casas es un engendro maligno que hace de la humillación al otro (esté enfermo o no) una práctica que cultiva, perfecciona y disfruta. House es un excelente caso de estudio en una sala de psiquiatría. Lo son también aquellos que rodean al afamado doctor, por pasivos, incompetentes, sumisos y torpes.

Me gustaría saber que piensan de House los miles de estudiantes (y profesores), de nuestro país y de otros muchos, que estudian y enseñan en las aulas de las universidades médicas cubanas. En qué se parece House al médico que ellos quieren ser o ya son.

Cada semana, cuando el oscuro capítulo llega a su fin, siento pena, y pienso en cómo fue posible que tuviéramos que esperar años para ver en el tv esa entrega llena de luz, de respeto, de humanidad, ese canto de amor y vida, que es Fresa y Chocolate.

Anuncios

Publicado el agosto 8, 2009 en Por dentro y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Hola , maite , parecera sarcastico pero yo soy un estudiante de medicina de segundo año al que le encanta la serie doctor hause y sin embargo mis principios distan muchos de los de este medico . Sinembargo haciendo entrada en este tema creo que criticas duramente la serie ,yo tu la valoraria de otro modo por ejemplo , miraria a Hause como un brillante doctor con una gran capacidad diagnostica la que todos deceamos tener y miraria tambien esa parte negativa de el que no es mas que el reflejo de una sociedad a la que cada dia nos acercamos , ahora bien cual es el papel de nosotros como receptores de serial , establecer una diferencia entre , los valores que aporta la serie y en lo que dodemos caer si no nos conducimos por ese camino tan hermoso que es la generosidad y su hermana la humanidad , creo que de esta forma y sin temor a equivocarme lo digo podemos modficar conductas y cambiar criterios que aunque no sean erroneos no son los mas clarividentes .
    muchas gracias .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: